12/19/2011

"Alejandro Postigo" El Correo de Andalucia

La respuesta al ‘salto’ del conde 
Realidades hay tantas en Andalucía como ciudadanos. Por eso no vale generalizar, por eso no es lícito meter a todos los jóvenes andaluces -que sufren una insostenible tasa de paro superior al 40%- en el saco de los que no tienen "ánimo de progresar", como tampoco lo es aseverar sin ningún tipo de reparo que la comunidad andaluza destaca por su particular mentalidad sobre el trabajo y los subsidios o que hay garbanzos negros pero que éstos solo se pueden encontrar en Andalucía. En ningún otro lugar de España.
Y, aunque Cayetano Martínez de Irujo, hijo de la Duquesa de Alba, ya se encargó de enviar el viernes una nota de disculpa ante el revuelo provocado por sus palabras en la entrevista concedida al programa Salvados, sirvan las historias de jóvenes andaluces para mostrar la otra realidad de Andalucía. La de quienes se juegan sus ahorros y empeñan su tiempo y dedicación en sacar adelante una idea, un proyecto, una ilusión. La de aquellos que suman éxitos pero también fracasos, quienes admiten que al mirar atrás ven que el camino emprendido les ha costado grandes sacrificios y no pocas satisfacciones.
Y a los que, por si fueran pocas las dificultades, les ha tocado también empezar a andar cuesta arriba por la crisis económica. Porque habrá quien no quiera trabajar, pero también quien sí quiere pero no puede.


Alejandro Postigo:
"Tenía una meta y luché por conseguirla"

Desde que contaba con 14 años Alejandro Postigo tenía claro que lo suyo era la moda. Desde esa edad, este utrerano ya sabía lo que era coger un tren que lo llevara a Sevilla, donde estuvo formándose en distintas escuelas. "Yo tenía una meta y luché por conseguirla", comenta el diseñador en su tienda, que abrió sus puertas hace ya cinco años. De hacer colecciones para otras empresas, tomó la iniciativa de crear su propio estudio y trabajar por su cuenta, por lo que no comparte las declaraciones de Cayetano Martínez de Irujo. "Pienso que es una etiqueta que tenemos los andaluces, quizás porque en el sur la vida es distinta a la del norte", afirma. Su trabajo se centra, sobre todo, en diseños para novias, fiesta y moda flamenca, también ofrece a sus clientes los complementos y colecciones que él mismo diseña en su taller. Aunque el mayor volumen de trabajo se encuentra en el municipio sevillano de Utrera, su producción y sus diseños llegan a diversos rincones de las provincias de Sevilla y Cádiz. Y es que entre sus objetivos se encuentra no dejar de "aspirar constantemente a más, para abrirme nuevos mercados" y seguir progresando en este negocio.

 ElCorreoWeb.es | Andalucía http://www.elcorreoweb.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario